AGROSAVIA apuesta por la agricultura urbana y periurbana

AGROSAVIA apuesta por la agricultura urbana y periurbana

Mosquera. Marzo 20 de 2019. En una extensión de 600 metros, investigadores del Centro de Investigación Tibaitatá cultivan 63 especies de importancia alimenticia, con el fin de evidenciar que la agricultura urbana no solo es posible, sino necesaria en una sociedad como la colombiana, cada vez más urbana y ávida de estrategias de agricultura sostenible.

En Colombia el 78,9 % de la población habita en zonas urbanas, esa concentración en espacios delimitados si bien permite tener acceso a servicios públicos, mejores oportunidades de educación y de trabajo, aumenta la presión sobre esos territorios y la demanda de alimentos y recursos naturales de calidad como agua y aire. Según el DANE, en los departamentos de Cundinamarca y Boyacá se concentran unos 12,8 millones de habitantes, de los cuales 9,9 millones habitan las zonas urbanas.  Para el investigador Fabian Martínez Camelo “esta reconfiguración del territorio implica que las formas tradicionales de producción, transporte y consumo de alimentos sean repensadas y no se conviertan en otra fuente de contaminación de las ciudades”.

Por esta razón, desde el 2009 Tibaitatá decidió establecer una huerta urbana y periurbana, que desde el 2016 hasta el 2018 ha sido visitada por alrededor de ocho mil personas; allí las acelgas, lechugas, espinacas, zanahorias, tomates, 7 variedades de achiras, 3 de arracachas, y frutales como mora, tomate de árbol y papayuela, entre otras especies, son protagonistas de estrategias productivas para la soberanía alimentaria. Adicionalmente en este espacio se aprovechan los subproductos de las cosechas mediante la lombricultura, gracias al módulo de compostaje y vermicompostaje desarrollado por el equipo del investigador Ph.D. Mauricio Soto, que permite la obtención de lombricompost líquido y sólido de excelente calidad a partir del reciclado eficiente de materia orgánica.

Según el investigador Martínez, responsable del módulo de agricultura urbana y periurbana, “este módulo demostrativo responde a los retos que impone la variabilidad climática y las presiones socioeconómicas que plantean la necesidad de trabajar en un modelo de crecimiento sostenible para Colombia, que aterrice el documento Conpes de crecimiento verde que se encuentra alineado con los compromisos internacionales relacionados con el desarrollo, tales como la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, la implementación del Acuerdo de París sobre cambio climático y las recomendaciones e instrumentos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y que igualmente se articule con políticas y planes nacionales en materia sectorial y ambiental”.

En ese sentido AGROSAVIA seguirá comprometida en que el módulo demostrativo de agricultura urbana y periurbana de Tibaitatá continúe aportando a las investigaciones de los diversos sistemas productivos allí establecidos y a la visibilización de estrategias de soberanía alimentaria, pues es una realidad que la configuración del territorio actual, la concentración de la población en zonas urbanas y el deterioro ambiental demandan alternativas de producción de alimentos no tradicionales que respondan a problemas puntuales como la contaminación del agua y el aire. Así pues, la agricultura urbana y periurbana puede aportar elementos técnicos que suplan vacíos de información en aspectos como captura de CO2 por metro cuadrado en sistemas multiestrato y multiespecie, agrobiodiversidad funcional y diseño de paisajes urbanos multipropósito.

  • Más información:
  • Maria Londoño Rubio
  • Profesional de Comunicaciones, Identidad y Relaciones Corporativas
  • Centro de Investigación Tibaitatá - CIMPA
  • Oficina Asesora de Comunicaciones, Identidad y Relaciones Corporativas
  • melondono@agrosavia.co
  • AGROSAVIA