Investigadores de Nataima trabajan en Sistemas silvopastoriles de baja densidad y bajo costo

Investigadores de Nataima trabajan en Sistemas silvopastoriles de baja densidad y bajo costo
  • Investigadores del Centro de Investigación Nataima están desarrollando investigación en sistemas silvopastoriles de baja densidad y bajo costo, con especies nativas.

Teniendo en cuenta que los sistemas silvopastoriles recomendados por Agrosavia tienen tres elementos fundamentales: una gramínea escogida de acuerdo con las condiciones biofísicas además de la necesidad y el gusto del productor; arbustos o árboles con manejo arbustivo para facilitar el ramoneo por parte de los bovinos y árboles a libre crecimiento que son los que van a dar sombra y confort en general a los animales; Los investigadores del Centro de Investigación Nataima están entregando a los productores ganaderos una nueva propuesta para la estructuración de estos sistemas.

Esta estrategia pensada inicialmente para zonas secas, considera arreglos balanceados de acuerdo a los requerimientos nutricionales del ganado; los cuales se diferencian en el uso de combinaciones de especies arbóreas o arbustivas y pasturas; definición que obedece al tipo de animales que se pretende alimentar: ganado de leche, ceba o cría. Igualmente se puede establecer el sistema con un objetivo multipropósito.

Un sistema silvopastoril se considera de baja densidad cuando además de las gramíneas se siembran aproximadamente 1130 plantas entre árboles para sombrío, árboles para cercas vivas y arbustos para ramoneo directo, el costo de establecimiento es cercano a los dos millones de pesos, por lo cual se estima de bajo costo frente a los sistemas intensivos. Se considera de baja densidad frente a modelos que recomiendan el establecimiento de 5 mil y más árboles y arbustos, además un costo de establecimiento más alto que el sistema propuesto por Agrosavia 

El sistema de baja densidad permite alimentar 3 animales por hectárea, manejando una adecuada estrategia de rotación en pequeños potreros, optimizando el aprovechamiento de la biomasa producida en el arreglo, además satisfaciendo los requerimientos nutricionales de los animales con las especies vegetales seleccionadas. En todo caso las especies arbóreas son nativas de la zona y no presentaran problemas de adaptación.

 

  • Más información:
  • Jorge Sarasty Petrel
  • Profesional de Comunicaciones, Identidad y Relaciones Corporativas
  • Centro de Investigación Nataima
  • Oficina Asesora de Comunicaciones, Identidad y Relaciones Corporativas
  • jsarasty@agrosavia.co
  • AGROSAVIA